La madera sufre cambios con cierta facilidad si no se cuida bien. El sol, el calor y la humedad le afectan mucho, por lo que conviene tomar una serie de precauciones::
• Que el sol no les dé directamente de manera continuada.
• No ponerlas jamás encima de una fuente de calor: calefacción, radiadores,…
• Temperatura recomendada: 5ºC-30ºC
• Humedad relativa recomendada: 60%-80%

Para limpiar y dar brillo a las figuras será suficiente frotar con un trapo seco de lana o lino para obtener un brillo natural precioso.